lunes, 27 de febrero de 2012

De medallas y medallones...


La primera vez que vi un medallón de pertiguero pensé si el muchacho en cuestión que lo portaba, no acabaría con un esguince cervical de lo que debería pesar. Se me hacía raro, supongo que como todo lo que ves por primera vez. Hoy, no concibo a un pertiguero sin el medallón, me parece que "le falta algo"

En nuestra semana santa, son pocos los medallones de este estilo que podemos ver durante los siete días de gloria que la abarcan. En cambio, si que podemos ver durante los 365 días del año a muchos pertigueros de medallón enorme colgados de sus cuellos. 

Hay algunos medallones que ya no tienen hueco para más orfebrería labrada, aun habiéndolos encargado en poco tiempo. Y otros en los que el cordón se les empieza a resquebrajar del peso que soportan. Y es que, en este mundillo, gusta mucho colgarse medallones, que se vean y luzcan bien, y pregonar a todo el mundo que somos pertigueros de... no se sabe bien qué.

La figura de la que os hablo, suele sacar pecho a menudo para lucir bien su medallón. Le gusta llevar la pértiga o vara de mando y tener a unos cuantos súbditos a sus órdenes. No suele mancharse las manos encendiendo los codales, para eso, ya están los servidores. Ni suele preocuparse de tener preparado el ropón, ya habrá quien se lo prepare. Pero le gusta engominarse a menudo, y lucir sus dotes mandatarias.

El pertiguero de medallón siente necesidad continua de pregonar lo que es. No importa que el trabajo sea del cuerpo de acólitos entero, se lo atribuirá como propio. Para eso es el que tiene la vara de mando o pértiga. No sabe bien cuando debe mandar avanzar o parar. Pero es lo de menos. Un día le señalaron para llevar esa pértiga y tiene que dar los dos golpes en el suelo fuertes, rotundos, para hacer saber quien manda. No vaya a ser que el cuerpo de acólitos se le descuadre. 

Tampoco sabe bien la distancia que tiene que mantener respecto al paso. Qué importa eso, si lo principal es que se vea bien el medallón, que para eso nos hemos encargado de labrarlo y dejarlo reluciente. 

Pertigueros de medallón todo el año, de mirada altiva y paso altanero...

miércoles, 22 de febrero de 2012

No quiero que vengas...


...Tan solo quiero verte venir


Ya huele...Los templos se visten de humildad, despojándose de todo alarde, preparándonos para lo que está por llegar. Se respira en el ambiente, lo sabe hasta el niño inocente que caminará por primera vez junto a Ellos. Los nervios, las prisas de última hora, la magia que envuelve cada acto. Las calles se llenarán de pregoneros de escaparate, las tertulias comenzarán entre el buen ambiente de la amistad. Las torrijas ya esperan y el potaje de los viernes reaparecerá. 


Las túnicas ya esperan en el armario y la medalla aguarda a que le saquemos brillo de nuevo. Las promesas rezan a sus pies, y el tiempo empieza a correr deprisa, más incluso de lo que nos gustaría. Se empiezan a buscar las sandalias en el armario, las hebillas para los zapatos, los gemelos para los puños de las camisas que irán bajo nuestras túnicas. Se comprueban capirotes, fajines, cíngulos, escapularios...


Y nuestra agenda se llena de triduos, de pregones, de conciertos, de exposiciones y presentaciones de carteles. Las tarjetas de la cámara son un ir y venir de imágenes que quedarán grabadas un año más en nuestras retinas... Y Ellos, afrontando el destino con una serenidad abrumadora, aguardan su propia Pasión.


Ahora, cuando aún nos preguntamos cómo será su llanto este año, con qué saya lucirán su pena y con qué pañuelo secarán sus lágrimas. Cuando no sabemos si este año habrá muchos cirineos que vayan tras Él portando su dolor, cuando la flor aún no se ha desperezado y el sol todavía se marcha pronto... 

Ahora, es cuando un año más, florece la renovada ilusión, la magia de la espera. 

FELIZ CUARESMA

sábado, 18 de febrero de 2012

Eterno Bécquer

Aprovechando la fecha del nacimiento del poeta romántico, os dejo un par de cómics que realicé para un concurso. El primero, es sencillo, inspirado en su típico retrato. Al segundo le añadí dos de nuestros más ilustres vecinos: Miguel de Cervantes y el genial Domenikos Theotokopoulos, alias el Greco. ¡Cuánto arte dejaron entre los tres en nuestras tierras!

Os dejo dos de mis poemas preferidos del gran Gustavo Adolfo.


Sobre la falda tenía
el libro abierto;
en mi mejilla tocaban
sus rizos negros.
No veíamos las letras
ninguno creo;
mas guardábamos ambos
hondo silencio.
¿Cuánto duró? Ni aun entonces
pude saberlo.
Sólo sé que no se oía
más que el aliento,
que apresurado escapaba
del labio seco.
Sólo sé que nos volvimos
los dos a un tiempo,
y nuestros ojos se hallaron
y sonó un beso.

***
Creación de Dante era el libro,
era su Infierno.
Cuando a él bajamos los ojos
yo dije trémulo:
¿Comprendes ya que un poema
cabe en un verso?
Y ella respondió encendida:
¡Ya lo comprendo!





Despierta, tiemblo al mirarte;

dormida, me atrevo a verte;

por eso, alma de mi alma,

yo velo mientras tú duermes.

Despierta, ríes, y al reír tus labios
inquietos me parecen
relámpagos de grana que serpean
sobre un cielo de nieve.

Dormida, los extremos de tu boca
pliega sonrisa leve,
suave como el rastro luminoso
que deja un sol que muere.
¡Duerme!

Despierta, miras y al mirar tus ojos
húmedos resplandecen
como la onda azul en cuya cresta
chispeando el sol hiere.

Al través de tus párpados, dormida,
tranquilo fulgor vierten,
cual derrama de luz, templado rayo,
lámpara transparente.
¡Duerme!

Despierta, hablas y al hablar vibrantes
tus palabras parecen
lluvia de perlas que en dorada copa
se derrama a torrentes.

Dormida, en el murmullo de tu aliento
acompasado y tenue,
escucho yo un poema que mi alma
enamorada entiende.
¡Duerme!

Sobre el corazón la mano
me he puesto porque no suene
su latido y de la noche
turbe la calma solemne.

De tu balcón las persianas
cerré ya porque no entre
el resplandor enojoso
de la aurora y te despierte.
¡Duerme!

viernes, 17 de febrero de 2012

El cumpleaños del poeta romántico


Tal día como hoy, en 1836, nacía el más grande de los poetas. Era en el sevillano barrio de San Lorenzo, dónde vivió durante unos años. Después se trasladaría a Madrid para más tarde acabar en la imperial Toledo, ciudad que a buen seguro hoy en día le seguiría inspirando para escribir nuevas leyendas y componer nuevas rimas.


El maestro, el poeta, el romántico... Seguro que no se imaginaba que su obra iba a ser universal, admirada por todos. Por placitas como la de Santo Domingo el Real de Toledo, aún se respiran vivas sus rimas, aún se presiente su inspiración...

Y es que todo el mundo debería leer una de sus rimas cada noche antes de irse a dormir. Seguro que tendrían unos dulces sueños.

Bécquer, eterno Bécquer...


Asomaba a sus ojos una lágrima 
y a mi labio una frase de perdón; 
habló el orgullo y se enjugó su llanto, 
y la frase en mis labios expiró. 

Yo voy por un camino; ella, por otro; 
pero, al pensar en nuestro mutuo amor, 
yo digo aún: —¿Por qué callé aquel día? 
Y ella dirá: —¿Por qué no lloré yo?

jueves, 16 de febrero de 2012

Volverán las oscuras golondrinas...






En apenas unos días, te harás de nuevo más presente que nunca, otra nueva primavera que se presiente con el agitado aletear del vencejo, que nervioso, también quiere verte. Todo vuelve... La rosa que florece a tus pies y la cera que aún no se quiere consumir. El clavel que sueña con rozarte y el iris que tiñe la pasión. Vuelven las vísperas, la espera de lo anhelado, el sueño de los despiertos... 

No quiero que vengas... Tan solo quiero verte venir.

sábado, 11 de febrero de 2012

Almas bellas


La vida pasa, crecemos, cambiamos, hacemos nuestros planes...Pero si hay algo que siempre permanecerá intacto, es la familia, mucho más que una palabra. Quien me conoce sabe bien lo que significa para mi y el amor que tengo por estas dos personas de la foto, en las que su belleza exterior no es más que un fiel reflejo de su corazón. Y es que la cara es el espejo del alma... Así que imaginaros qué guapa será su alma. 

Primas por parentesco, hermanas por la unión y vinculación que hemos tenido siempre. A veces nos pasan cosas, y nos damos cuenta de lo importante que puede llegar a ser una simple frase en un momento dado. De lo que significa cada gesto hecho desde el cariño, cada beso en el corazón. 

Las he cuidado en infinidad de ocasiones, desde que eran bien pequeñitas, y quiero seguir haciéndolo, cuidando de sus vidas, cuidando su cariño. Son tan distintas y tan iguales a la vez... Rocío dura, fuerte, María pura sensibilidad. Pero las dos con un CORAZÓN enorme. 

No es que tenga miles de recuerdos con ellas, es que mi vida ha sido y es todo un camino junto a ambas. Por muchos años que pasen, compartiremos siempre los sueños, las ilusiones, y también las lágrimas. 

Qué pequeñas se quedan las palabras, que cortas las expresiones... Pero si mi fuera mi corazón el que estuviera escribiendo estas líneas, en lugar de mis manos, también diría lo mismo...

OS QUIERO

miércoles, 8 de febrero de 2012

Luz


La sombra no existe...Lo que tú llamas sombra es la Luz que no ves.

viernes, 3 de febrero de 2012

De Sueños a Pesadillas


Hace un tiempo que tengo ganas de gritar muy alto. Tengo la sensación, como si de un mal sueño se tratase, de que voy cayendo lentamente al vacío y no hay nadie para cogerme. No se qué pasa, todo se tuerce y lo que ayer eran sueños, hoy solo son pesadillas. He hecho muchos esfuerzos. He luchado hasta el final, y he sido capaz de tragar saliva, soportar el nudo en el estómago y estar al lado incluso de los que un día me alejaron de lo que quería. La causa lo merecía. El problema viene después, cuando te das cuenta de que aún hay quien guarda su rencor y ves la incompatibilidad abrumadora que hace imposibles muchas cosas. Cuando los sueños se desmoronan como si de un castillo de naipes se tratase, y hay quien sólo se preocupa de memeces. Entonces es cuando me paro a pensar ¿Qué hago aquí? y me doy cuenta, una vez más, que este no es mi sitio. Que no mereció la pena, y que soy tonta por haber sido capaz de haber podido encender la llama que estaba apagada hacía mucho. Al final, todo queda en cenizas, una vez más. 

Aún así, soy capaz de valorar la parte positiva... Gracias a todos los que habéis compartido alguno de mis sueños, a los que habéis luchado a mi lado y aún tenéis fuerzas de seguir haciéndolo, y especialmente me quedo, con haber descubierto que algunos hemos sido capaces de olvidar las diferencias del pasado para poner en común los sueños y las ilusiones. Esa es la parte gratificante.

Intentas centrar de nuevo tus ilusiones en otro sueño, en otra nueva esperanza... Y de nuevo, se desvanece. Y este, era aún más inesperado. Por eso incluso duele más. Y me piden que lo entienda. Que siga como si nada, que no había otra opción. Pero si la había. Y yo no pude elegir... 

Todo carece de sentido ya. Mi voz enmudece, no tengo fuerzas para gritar, ni para hablar... La llama se apagó de nuevo, y el pabilo se acabó, ya no hay más para volver a encenderla.