sábado, 12 de marzo de 2011

¿Sueños?


Creía que nunca llegaría este día, después de tanto tiempo luchando, después de tantas discursiones, de sentirme tan incomprendida, de no poder vivir en la mía, el concepto de Hermandad y de Cofradía que yo tengo. De luchar contra un muro...


Pero al final, el tiempo da y quita razones, y parece que por fin se empiezan a tener en cuenta cosas que se deberían haber tenido hace mucho. Nunca es tarde, y yo sólo puedo alegrarme por una noticia como ésta:


ASAMBLEA GENERAL de HERMANOS, que tendrá lugar; D.M., el Domingo 3 de Abril a las 18’00 horas en 1ª convocatoria y a las 18’30 horas en 2ª convocatoria, en los Salones Parroquiales de San Pedro, con el siguiente orden del día:


1. Oración.

2. Lectura y Aprobación, si procede, de acta anterior.

3. Informe del Hermano Mayor.

4. Informe de Vocalías.
5. Modificaciones en Reglamento de Régimen Interno.

6. Proyecto Paso de Palio para la Santísima Virgen de la Misericordia.

7. Ruegos y Preguntas.

Sólo queda esperar que las cosas salgan cómo deben salir.  Porque Ella se lo merece.

4 comentarios:

Fran dijo...

Por fin!!! Es algo que muchos cofrades de Ciudad Real hemos anhelado muchos años. Siendo o no hermanos de la Santísima Virgen de la Misericordia.
Ella lo merece.
Dolorosa bajo palio!

Perchelero dijo...

La historia solo la escriben los valientes...cofrades y gente como tú, que luchan por las cosas como deben ser, son los que logran que al final se les oiga...ojala esa Niña de San Pedro salga pronto por esa ojiva y bajo un palio de malla.
un saludo

Anónimo dijo...

Excelente noticia. Hoy las lágrimas de la niña de San Pedro son de alegría.

La_Crivi dijo...

Creo que este tipo de cosas son las que alegran y dan ilusión a los cofrades de Ciudad Real, aunque no sean hermanos de la hermandad en cuestión. Un cofrade no es el que sólo mira por su hermandad, y le da igual lo demás. Ojalá salga todo cómo debe salir y nuestra Niña pueda tener un altar de cultos en la calle como se merece. Parece que el tiempo da y quita razones, y aunque han tenido que pasar muchos años, me alegro de que al final vayan cambiando las cosas.
Ojalá pronto podamos verla bajo ese palio de malla que llevo años soñando...
Un abrazo.