lunes, 13 de abril de 2009

¿Todo acaba? ¡No! ¡Todo empieza!

Y de nuevo todo se ha cumplido. Atrás queda la gloria, el cielo azul de una capital mágica, igual que el palio azul que llena un viernes de dolor y pasión en una ciudad de reyes. Qué lejano me parece ahora ese Domingo de Ramos en Molviedro. Que lejos aquella noche de claveles en la que tuve el honor de compartir sonrisas y vivencias únicas entre las piedras de una iglesia que me conoce desde el mismo día de mi bautizo. Aquella torre, testigo de tantos amores, de tantas historias... fue tambien testigo de una noche mágica en la que fue cubierta de morado.

Y después de un brusco despertar en el que el morado se vio teñido de gris, llegó un viernes de dolor y pasión. Viernes de sentimientos, de alegría y brillar de ojos. Viernes de ilusión, de un hombro que te deja apoyarte cuando intentan volverte a bajar del sueño.Viernes mágico bajo un palio de amor en el que dolor y pasión fueron unidos con unos muros por testigo.


Llegó el Domingo de Ramos. De nuevo, en Molviedro. Respirando azahar y viviendo un verdadero deleite para los 5 sentidos. En una ciudad mágica en la que disfrutas sintiendo, viendo, oliendo, gustando, escuchando...Al lado de mi buena amiga adoptada en esta bella ciudad vivi otro año más la salida del Señor. Llegué A la Gloria de una placita sevillana en la que cada año me emociono, aún teniendo a 400km a parte de mi corazón. Cuantas cosas en tan poco tiempo. Que día más intenso, para finalizarlo con ese esperado abrazo a la espalda del Salvador, con la banda sonora de un palio de fondo ;)

Y por fin, junto a los míos en un lunes santo de redención y aguas del arenal. Cuantas sonrisas, cuantas caminatas, cuantas horas de sol, cuantas vivencias... Gracias por compartirlo conmigo.

Y así pasó la semana, martes de judería sevillana, miércoles de sed y flagelación, jueves de estudiantes y nuevo palio azul, y....

Madrugá nazarena. Esta vez, la ciudad si que se tiñó entera de morado. Casi no lo creía al mirar hacia atrás. La ciudad se paralizó para dejar paso al Señor de la Ciudad, que con su andar elegante fue recorriendo las calles, testigos esta vez de su majestuosidad y señorío. Puedo decir que sentí un orgullo inmenso de poder formar parte de su caminar en el silencio de la noche, solo roto por un rachear de costalero. Todos mis amigos formando parte de el, de una manera u otra. Todos orgullosos de "tener la sangre morada" Qué regalo más grande me hizo el Señor dandome vuestra amistad!!! Gracias por compartir conmigo esta madrugá de ensueño.

Un Viernes Santo llegó más lleno que nunca de Dolor. Todo pasa por algo, y creo que aunque nos duela, se hizo justicia. Ella lo quiso asi, y su Misericordia infinita se quedó en casa esta vez. Creo que lo pasó mal durante los meses que tuvo que estar separada de su hijo llorando lágrimas de desconsuelo en aquel lúgrube lugar. Tan mal que no quiso separarse más de el, y prefirió quedarse a su lado, ayudandole con el peso de su cruz. Cruz de la que todos tenemos parte de culpa. Cruz que a veces está llena de hipocresía...

Y después de Piedad, Amor de Remedios, Angustias y Llagas de la Merced y nuevo Dolor bajo palio negro esta vez, casi expira en Soledad y Amargura una semana de sueños, viendo resucitar de entre los muertos al mismo Jesús Nazareno, porque está vez, si pudimos verlo levantar a costal en una madrugá de morados sueños.

Gracias a mi hermana Soraya por vivir un año más junto a mi está bendita locura, por seguir compartiendo lágrimas y sonrisas y porque a pesar de la distancia y los años que pasen, algo llevas dentro que te hace seguirte estremeciendo cuando la miras a los ojos...

Gracias a Blanca por compartir conmigo esta cuaresma y esta madrugá mágica. Gracias a Jorge por su trabajo serio y su apoyo. Gracias Chechu por hacerme sonreir siempre (aunque aparezcas extrañamente en sueños :p) Gracias a Fran, Saúl y Rubén, porque sois tan geniales como todos los momentos que hemos vivido y viviremos juntos, a Lalo y Jose Luis por compartir su sabiduría inmensa y ser tan buenas personas, Rubén por sus vídeos, Paco, Jesús, y a todos los que habeis compartido conmigo este sueño. Porque sigamos soñando muchos años...

Gracias Olga por estar siempre cuando lo necesito, por seguir haciendome reir contigo, por compartir cada domingo de ramos, por seguir siendo mi confidente.

Gracias Álvaro por...ser tan especial como tus abrazos infinitos.

Y gracias Javi por otra semana santa...






4 comentarios:

Franito dijo...

Gracias a ti por todo. Y el año que viene me haré un túnica de tela morada para acompañar al Nazareno y que Soraya nos traiga las chuches... jejeje

La_Crivi dijo...

Oleeeee!!! otro mas de sangre morada!!! jejeje. Cada vez está más cerca el proyecto 500 :D
Soraya creo que va a hacerle el relvo a Saúl con el farol :p Tendrá que traernos Lalo las chuches, jeje.
Un besito guapo.

Soraya SMolero dijo...

¿Por qué censurais mis comentarios? El que quiera chuches que se las compre, yo me apunto a lo de vestir de morado...

La_Crivi dijo...

jajaja, yo no censuro nada! será esto que esta loco. El año que viene entonces 2 nazarenos mas! ole ole. QUE GRANDES SOIS!!!