miércoles, 19 de diciembre de 2012

Sueños a la deriva

Hace tiempo que no hablamos, o que no hablo de ti. Creo que es lo mejor, ya sabes. Ha sido un año intenso y toca hacer balance. Para mi, esta vez, y aunque siempre intento que no sea así, puede lo negativo. Sólo quiero que se acabe ya. Ha sido un año de ilusiones robadas, de sueños a la deriva, naufragando en un océano de hipocresías. A menudo me pregunto si quiera  me escucharás o lo habrás hecho alguna vez. Me he enfadado contigo, hay tantas cosas que no entiendo...Otras que antes me desvelaban, ahora ya apenas me preocupan. Pero aún así, me sigue doliendo el daño que te hacen. Te rodea la mentira, la falsedad, y tú sigues ahí, impasible. Parece que con un perdón con la boca chica y unas cuantas miradas de indiferencia, te es suficiente. Y te respeto, pero no me pidas que lo entienda. Pasa el tiempo, pasa la gente, pasa la vida. Pero hay cosas que no pasan y parecen ser eternas a tu alrededor. 

He llegado a un punto en el que creo que quererte en la distancia es lo mejor. Egoísta tal vez, pero sensato. Si me acerco, sufro... y sufres. Apenas puedo pronunciar tu nombre ya y prefiero permanecer en la lejanía, dejando que el tiempo cure las heridas. No me quedó aliento para volver.

Sabes que por encima de todo, hay una sola cosa que atormenta mi mente. Algo que me ha hecho comprender lo verdaderamente importante de la vida. Algo sin lo que todo lo demás no tiene sentido. Algo que me ha removido lo más profundo de mis entrañas, y me ha enseñado aprender a valorar lo esencial. Las pequeñas y a la vez grandes cosas. Lo cotidiano, que no todo el mundo puede tener. Las banalidades se las dejo a los hipócritas.

Por eso, aunque me cuesta horrores, quiero seguir pensando que estás aunque yo no esté. Que me escucharás aunque a mi me cueste ahora hacerlo, que me ayudarás aunque sea cuando menos lo merezca. 

Te he gritado tan alto como mi garganta me dejó, te lo he repetido tantas veces que mi propia alma se cansó...Y sigo sin saber si me escuchaste o simplemente oíste el murmullo.

Once días para pasar página y volver a empezar. Y me pregunto si algo cambiará...Si volverá una nueva primavera.


1 comentario:

Perchelero dijo...

Volverá, sin duda una nueva primavera y a buen seguro cargada de ilusiones nuevas, de cariños y verdades aún por estrenar... Y serán Ellos los encargados de hacer que cada una de tus primaveras merezcan la pena por algo...por alguien.... Animo y....