jueves, 31 de mayo de 2012

Salud del Alma


Eterna Luz en la oscuridad. Salud, siempre Salud, para el enfermo corporal, y también, aún más, para el enfermo de alma, de corazón...Porque todos, alguna vez, padecemos de ello, se nos pone mala el alma y necesitamos que nos curen. Y nuestra mejor medicina es Ella, María, pura y limpia. 

El alma duele, y de qué manera...Sobrepasa toda enfermedad corpórea y hace sufrir sobre todo dolor cuando enferma. Pero entonces, aparece su mirada, dulce, y alivia todo mal.

Nuestra Civita Regia se ha llenado en estos días de Salud, traída a la tierra por los propios ángeles. Ha derramado su cura entre todos los enfermos, ha sido Estrella de la mañana, ocaso en el atardecer. Salud que va más allá de los límites de un barrio, que no solo nos cura el alma, si no que nos la llena plenamente. 

Y salimos con un espíritu renovado. Con el alma limpia, sanos de corazón. 

Salud eterna, cuida de nosotros y sananos el alma siempre.

1 comentario:

Perchelero dijo...

Bien sabes, Sonia, que Ellas siempre sanaran tu alma como la de nadie, porque la que no tiene mancha en su alma no mancha la de nadie.
Un fuerte abrazo